MIGUEL ÁNGEL MARÍN

Dejó que su madre lo pariera un 23 de junio de 1973, en el mismísimo Jaén ¡A lo grande, nada de tonterías!. A los cinco años aterrizó en Cataluña, en su querida Badía del Vallés. Y aquí se desmelenó la bestia.

Sus primeros pasos fueron en el teatro en 2001, en el grupo de teatro amateur T.A.L. Amateur, pero con solera! Parece ser que al «chavalín», se le quedó pequeño esto de la interpretación y se lanzó de cabeza, con cuernos y todo, a escribir sus propios textos y monólogos. Pronto llegó a salas como «Café teatro Llantiol», Teatreneu y Sala Muntaner entre otras, entrando en el circuito de monologuistas a nivel nacional y desde 2003 actuando semanalmente en la sala 9Serlons de Barberà del Vallés.

La receta de sus monólogos, es tan sencilla como imposible, ser el mismo. Absurdo, impredecible, natural y por que no decirlo, un «hecho polvo». Pero sobre todo con muchas, muchas ganas de hacer que la gentese divierta y olvide las perrerías de la vida (que las tiene). Una apuesta segura, porque como dice él «Si os gustan los monólogos, venir, repetir, traer a los amigos. ¿Qué no os gustan? ¡Pues traéis a los amigos los puteáis y que se jodan!»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies