Publicaciones etiquetadas ‘fotógrafo’

“El fotógrafo de los cómicos”, entrevista a José Angel Ribas

José Angel Ribas es fotógrafo. Entre el mundo de los monólogos se le conoce por su pasión por la comedia y sus fotografías a grandes cómicos y cómicos amateurs encima y debajo de un escenario. Desde Circuito de Humor hemos hablado con él: sobre sus proyectos, su experiencia fotografiando a cómicos, sus objetivos, etc. Una agradable conversación que nos ha permitido conocer un poquito más a este gran profesional.

Estudio del fotógrafo José Angel Ribas

¿Cuándo empezaste a dedicarte a la fotografía ?

Comencé a hacer fotos ya con 13 años, cuando me regalaron mi primera cámara, y desde entonces, siempre intentaba viajar con una cámara encima. Mi pasión por viajar desde joven fue incrementando dicha afición, lo cual me costó un dineral en revelar fotografías y miles de ellas en varios archivadores que guardo en casa y voy digitalizando siempre que tengo un rato libre, que más bien es casi nunca. Tuve mi primera cámara digital cuando éstas no tenían más que aquellas resoluciones VGA de 640×480 pixeles de resolución (ni siquiera 1 megapíxel), y a partir de ahí y debido a mi pasión por la tecnología, fui poco a poco adquiriendo nuevos equipos. Hasta que comencé con mi otra pasión, el submarinismo, ydi el salto al mundo réflex, tanto a nivel submarino como terrestre. Y hasta hoy día que sigo con ello y cada vez más enamorado de este mundo de imágenes y sensaciones.

Se puede decir que además de la fotografía submarina, tu pasión es la de fotografiar cómicos ¿A qué se debe?

Desde siempre he admirado a todo aquel que consiga extraerme del día a día, de mis problemas, malestares, y demás, para hacerme pasar durante un rato un momento de desconexión. Yo lo asimilo al buceo. Mientras estoy abajo, me olvido de la vida real y solo disfruto de SENSACIONES, pues lo mismo me pasa con la comedia y el humor. Desde siempre me ha gustado el teatro y desde hace ya muchos años que sigo los monólogos, recuerdo las primeras actuaciones del gran Rubianes cuando este mundo era algo desconocido. Por ello, siempre les he tenido un gran respeto, pues logran eso que para mí es tan importante, y mi idea de fotografiarlos es como una forma de devolverles de la forma que yo sé, parte de lo que ellos me dan. Como yo digo siempre, para mí que alguien me deje fotografiarle es permitirme formar parte anónimamente de su historia y para mí eso es un honor. Si esa persona además es alguien al que admiro, pues mejor que mejor.

¿A cuántos cómicos has fotografiado?

La verdad es que no llevo la cuenta, pues no ha sido solo en mi estudio, sino también en actuaciones. Consultando mi archivo fotográfico, solo este año por mi estudio han pasado más de 30 cómicos, si añadimos las actuaciones, posiblemente superaríamos los 70 sólo este año 2014.

¿Prefieres fotos de estudio o de directos?

Siempre las de estudio con diferencia. Los directos me permiten captar momentos del cómico, de hecho es algo que suelo hacer si me lo permiten en sus actuaciones y a través de un proyecto que llamo “Humor en 69”, donde a través de 69 instantáneas intento captar momentos del cómico que no se suelen ver y que se producen ante nuestra mirada, gestos, caras, y demás, como si fuera un resumen de su actuación desde una visión digamos un pelín malévola buscando esas caras y gestos que normalmente ninguno queremos que nos representen, pero siempre con total respeto hacia ellos y su trabajo. Por el contrario, la fotografía en estudio me permite contactar con la persona y no solo con el “producto”, eso me ha permitido conocer a personas que nada tienen que ver con su faceta de cómico, he incluso hacer cierta amistad con gente que de salida nunca hubiera dicho que podríamos congeniar. Todo eso me ha llevado a conocer un poco más el funcionamiento del mundo de la comedia, valorar más ciertos aspectos y enfocar mis críticas y halagos hacia su trabajo de otra forma.

¿Quién fue tu primera “víctima”?

Aunque en bastantes ocasiones había realizado fotografías puntuales de cómicos, la típica foto de.. “ostras, puedes hacerme tal o cual foto que necesito para…”, mi primera sesión oficial e integra como tal se la realicé a Xavier Castells, el cual posó para mí en mi estudio durante una divertida sesión que creo duró más de 3h. Sesión de fotos a Xavi Castells

¿Haces algo especial para que los monologuistas se sientan especialmente cómodos contigo?

Supongo que no tengo problema a la hora de empatizar con la gente, quizás sea la experiencia de tratar con diferentes perfiles de gente en mi estudio, desde mujeres que posan desnudas para fotografía erótica/boudoir, niños con sus familias, bebes, mascotas…. Jejeje no quiero comparar, pero todo te ayuda a la hora de plantearte una sesión. Creo que la base es hacer que el monologuista se sienta bien, cosa que no es fácil, pues he podido comprobar que una cosa es subirse en un escenario y hablar frente a 100 o 1000 personas, y luego subirse a mi tarima y ponerse delante mío mientras los fotografió, a muchos de ellos les resulta difícil.. cosas del directo, como digo siempre.. Pero creo que la premisa principal es el respeto, llevar esto al concepto de trabajo, intentar que la persona disfrute de lo que hace y lo vea como un día en el parque de atracciones, compartir la sesión con él mientras la vamos haciendo para poder valorar los cambios y hacerlo en definitiva participe de algo que es para él.

¿Una sesión “diferente” que puedas contar?

Te hablaría de 2 que me han “marcado”, por diferentes motivos, una a posteriori, la otra ya en su origen. La primera fue la sesión que le hice a nuestro hace poco desaparecido Alex Prado. Esa sensación de ver mis fotos tanto tiempo en tantos perfiles y páginas de gente en su honor, es algo que entiendo es natural vivirlo, pero no resulta agradable al menos para mí, pensando de forma egoísta. Quizás no se entienda, y me consta que era un homenaje, pero ver por todos lados esas fotos y saber que tú le habías dicho que mirara el monitor, que sonriera, o que se pusiera de esta o aquella forma, me marcó y supongo que me marcará ya para siempre. La otra sesión fue la que le hice a Cesar Domenech. Un día se lo comenté, pues resulta que yo seguía a Cesar o mejor dicho a su grupo FUGITIVOS en mis tiempos de juventud, en esos programas que hacían en la TV1 musicales en los 80. Y que 30 o 35 años después, lo tuviera en mi estudio posando para mí, es algo que te demuestra que el mundo da muchas vueltas y nunca sabes en qué lado te encontrarás, ni con quién.

¿A quién te gustaría fotografiar?

En el mundo de los cómicos, me encantaría poder fotografiar un día Hovik Keuchkerian, pero eso ya es imposible, pues dejó el mundo de la comedia para dedicarse a la interpretación. Es un cómico que siempre me gustó, su humor y su forma de ser en el escenario. Evidentemente el tiempo me ha demostrado como ya dije que una cosa es el escenario y otra la persona, pero sí que creo que me gustaría conocer esa otra parte no actor y plasmarlo con mi equipo.

¿De qué cómico guardas un recuerdo especial?

De Albert Boira en concreto, por varios motivos, pero principalmente porque ya hace como 10 años que me hice fotos con él, y nunca hubiera imaginado que un día lo tendría frente a mí en mi estudio y máxime conocer la gran persona que hay detrás. Lo admiro por lo que es y por como es. Lo peor es que dicha sesión que iba dirigida a uno de sus monólogos, la hice súper ilusionado pero con una presión increíble, creí que había salido bien, yo encontré muchas fotos buenas, pero al final me comentó que no, que quería otra idea según le había comentado su asesor de imagen y que volveríamos a hacerla.. jajaja, no porque estuvieran mal, sino por lo que quería transmitir. O sea, la sesión que me hizo más ilusión hacer por lo que yo admiraba a Albert (cómico), resultó ser un fiasco. Aunque reconozco que al final, algunas de las fotos le han servido para promoción y tenemos pendiente el otro proyecto. sesión e fotos a Albert Boira

¿Algún proyecto a la vista con todo ese material?

Siempre tengo proyectos e ideas en mente. Estoy preparando un libro de fotografía erótico tipo novela, e ilustrado con mis imágenes, tengo varios proyectos fotográficos e ideas que estoy realizando, y en el mundo de la comedia también voy haciendo cosas a la vez. Siempre suelo llevar varios proyectos abiertos, por ejemplo, desde ampliar mi “Humor en 69” con nuevos protagonistas, hasta hacer una especie de collage de caras de cómicos en estudio, a los cuales asalto cuando vienen a hacerse la sesión. Desde luego hay un proyecto que me haría mucha o muchísima ilusión, pero que no se si un día veré, y es aquel que quizás de aquí a 20-30 años pueda hacer una exposición con fotos de 100 o 300 monologuistas/cómicos/humoristas, diciendo, yo pude fotografiar a la comedia. Pero eso es como digo a muy largo plazo, mientras iremos avanzando en proyectos e ideas más próximas, pues como se dice.. “el camino se hace andando”.   web de José Ángel Ribas: www.jaribasphoto.com Leer más

Con Mucho Humor

¿Hablamos?

¡Síguenos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies